Revisar los neumáticos de un coche de ocasión

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR

ES

No siempre lo tenemos en cuenta, pero revisar los neumáticos de un coche de ocasión es un paso muy importante durante el proceso de compra. Aunque los neumáticos no son la pieza más cara de reemplazar en un coche, son un indicador del cuidado que le ha dado su anterior propietario al vehículo y, en ocasiones, sirven también para identificar problemas ocultos.

En este vídeo CARFAX explica a los compradores qué es en lo que hay que fijarse al revisar los neumáticos de un coche de ocasión.

Para empezar, para hacer la revisión de neumáticos en coches de ocasión más sencilla, gire las ruedas delanteras hacia afuera para inspeccionarlas. Esto le brindará una perspectiva completa de la banda de rodadura de los neumáticos, que es una de las áreas más importantes a revisar.

Observe si los neumáticos tienen fracturas, grietas o irregularidades. Las irregularidades pueden reconocerse cuando un lado del neumático tiene más desgaste que el otro. Esto es generalmente debido a una incorrecta alineación de los neumáticos, pero también puede ser señal de un accidente en el historial del vehículo.

Otro punto clave a revisar en los neumáticos de coches de ocasión es la profundidad del dibujo. En Europa, los neumáticos deben tener una profundidad mínima legal de 1.6 mm. Esto puede hacerse utilizando un medidor de profundidad de neumáticos o simplemente puede utilizar una moneda. Debe asegurarse de que la banda de rodadura de los neumáticos tenga la profundidad legal, de lo contrario tendrá que comprar nuevos neumáticos inmediatamente después de haber comprado el vehículo. 

Asegúrese de inspeccionar si los laterales de los neumáticos y las llantas tienen daños por aparcamiento. Muchas veces pueden tener rasguños, raspaduras u otros daños más profundos.

También podrá determinar la edad de los neumáticos al buscar el código de identificación del neumático. Los últimos cuatro dígitos del código serán los que le indiquen la edad. El primer par de cifras, representa la semana del calendario mientras que el segundo par indicará el año de producción. Por ejemplo, si los últimos dígitos son 3909, significa que el neumático ha sido producido en la semana 39 del año 2009.

Asegurarse de que la presión del neumático corresponde a lo recomendado. Esto es una buena manera de saber que el coche ha estado bien cuidado. Normalmente, podrá encontrar la presión del neumático recomendada en el interior de la compuerta del conductor o en el manual del vehículo.

Además, es una buena idea revisar si el kit de reparación de pinchazos se encuentra en el vehículo. Este le será de gran ayuda si en algún momento se le pincha una rueda en el camino.

Siempre que compre un coche de ocasión, es recomendable revisar el Informe de vehículo CARFAX. El Informe de vehículo CARFAX puede ayudarle a descubrir mucho sobre el pasado del vehículo, incluyendo registros de propiedad, inconsistencias en el kilometraje, registros de importación y exportación, información técnica detallada y mucho más. Revisar el Informe CARFAX puede ayudarle a tomar mejores decisiones de compra.