Conducir embarazada de forma segura

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR

ES

Al estar embarazadas muchas mujeres deben hacer ciertos cambios en su vida que van desde la alimentación, hasta dejar de hacer algún tipo de deporte como por ejemplo montar a caballo. Muchas mujeres se preguntan también si es seguro conducir embarazada y si existen ciertas medidas que hay que tomar para hacerlo de la forma más segura posible. Por supuesto, estar embarazada no es en ningún caso un limitante para continuar conduciendo. Se puede conducir embarazada sin ningún problema pero es necesario y muy importante tomar ciertas medidas especiales de precaución. Esto es, debido a que en caso de accidente, no solamente puede haber consecuencias para la mujer embarazada sino también para el feto.

El mejor momento para conducir

Durante los primeros meses de gestación, muchas mujeres sufren de ciertas condiciones que podrían dificultar conducir un coche, por ejemplo la tensión baja, los mareos, los cambios en los niveles de azúcar en la sangre, etc. Asimismo, durante el último trimestre del embarazo, el volumen abdominal se incrementa de tal manera que esto puede interferir en la manera correcta de conducir. Además, las contracciones pueden aparecer en cualquier momento por lo que no es recomendable que las mujeres embarazadas conduzcan cuando tienen contracciones o cuando existe riesgo de parto prematuro. Por lo anterior, se dice que el mejor momento para conducir embarazada es durante el segundo trimestre del embarazo. Se recomienda que a partir de la semana 30, se conduzca siempre acompañada.

Medidas al volante

La distancia mínima que deberá existir entre usted y el volante es de 25 cm. Lo ideal es que los pechos se mantengan a una distancia de 30 cm del volante y mejor aún si es más. Ya sea que usted vaya conduciendo o que sea alguien más, se deben evitar a toda costa las maniobras bruscas. Los airbags no son peligrosos siempre y cuando exista una distancia entre el cuerpo y el airbag de entre 20-25 cm.

Cinturón de seguridad para embarazadas

Siempre ha de utilizarse el cinturón del coche estando embarazada, existen mitos urbanos en los que se cree que el uso del cinturón del coche en embarazadas puede afectar al bebé. También existe la creencia de que se puede colocar un cojín entre la barriga y el cinturón para mayor comodidad, esto además de inseguro es FALSO.

El cinturón de seguridad de cualquier coche puede salvarla la vida y la de su bebé y debe ser colocado de manera especial al conducir embarazada, el arnés debe quedar por debajo del abdomen y sobre las piernas, nunca sobre el vientre y la banda superior deberá colocarse entre los pechos. 

Ver más sobre el uso correcto del cinturón 
 
Existen también en el mercado cinturones de seguridad para embarazadas o adaptadores para el cinturón común de los coches. Este cinturón de seguridad para embarazadas, ayudará a que el cinturón se mantenga siempre en la parte inferior y se ajuste siempre de la manera correcta evitando que se mueva o se suba hacia alguna posición peligrosa como por ejemplo sobre el vientre.

Comodidad

A pesar de que conducir embarazada no está contraindicado, lo más importante es que usted misma sepa cómo se siente al respecto. Si la barriga le molesta, no alcanza los pedales o siente que no puede reaccionar o responder igual ante ciertas maniobras quizás pueda pedirle a otra persona que conduzca por usted.

Duración

Tampoco es recomendable hacer viajes de más de 3 horas en coche, en su caso es importante parar y bajar del coche para poder mover las piernas y beber agua regularmente.

Tener un mayor cuidado

Ya sea que la mujer sea la que vaya conduciendo o alguien más, se deben evitar a toda costa las maniobras bruscas

Tener en cuenta su situación personal

Aunque normalmente no hay ningún tipo de restricción para conducir estando embarazada, es indispensable visitar al médico con regularidad y preguntar si existe algún tipo de recomendación especial de acuerdo a la situación personal de cada mujer.

Acudir al médico en caso de accidente

Si una mujer embarazada sufre cualquier tipo de accidente por más ligero que sea, debe acudir inmediatamente o notificarlo a su médico para que así, se pueda descartar cualquier tipo de complicación. Un ligero choque podría provocar un parto 48 horas después del incidente.

Conducir después del parto

Lo ideal es volver a conducir después de por lo menos 2 o 3 semanas después del parto y en caso de cesárea se recomienda esperar por lo menos entre 40 y 45 días para volver a conducir. Su médico será quien le dé las indicaciones pertinentes según su caso particular.

También puede leer nuestras guía sobre cómo ajustar el asiento del conductor y cómo encontrar la mejores sillas de coche para niños.