¿Cómo ajustar el asiento del conductor correctamente?

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR

ES

Muchas veces, al estar tan acostumbrados a utilizar el coche o en ocasiones cuando llevamos prisa, no nos tomamos ni un momento para asegurarnos de que el asiento del conductor esté ajustado de la manera correcta antes de empezar a conducir.

Más aún, cuando se utiliza un coche que no se conoce bien o que se comparte con alguien más, es importante volver a ajustarlo a su medida y asegurarse de conocer el funcionamiento de este.

Ajustar correctamente tanto los espejos como el asiento del conductor, resguardará  su seguridad de una manera significativa y además le hará sentir mucho más cómodo y hará su viaje menos cansado.

Lo primero que hay que considerar al subirnos al coche, es asegurarse de estar sentado recto y apoyado correctamente en el asiento. Esto además de ayudar en el ajuste del asiento, le evitará dolores o lesiones en la espalda después de realizar un viaje largo.

Los puntos más importantes a considerar son los siguientes:

El asiento del conductor

La distancia del asiento: el asiento del conductor, está bien posicionado si las piernas quedan ligeramente estiradas al pisar los pedales. Es decir, que no se debe esforzar demasiado para poder alcanzar los pedales o necesitar hacer algún movimiento brusco para hacerlo a fondo. Ajustar el asiento muy lejos del volante también puede resultar peligroso. El campo visual se verá alterado y los tiempos de reacción también, lo ideal es mantener una distancia moderada entre el asiento y el volante.

Altura del asiento del conductor: Lo importante es poder tener una vista clara hacia adelante y hacia atrás. Cuanto más bajo vaya el asiento, mejor. Lo ideal según algunos expertos es que exista un espacio de por lo menos 5 dedos de distancia entre la cabeza y el techo del vehículo.

El respaldo: A pesar de no ser lo común, la posición ideal del respaldo es que esté lo más vertical posible. Si apoyamos la espalda completamente en el asiento y estiramos los brazos, las muñecas deben quedar apoyadas en la parte superior del volante sin problema.

El reposacabezas: El reposacabezas es un elemento muy subestimado y sin embargo vital a la hora de protegernos de un accidente evitando el llamado “efecto látigo”. Este debe estar colocado de manera que la cabeza se encuentre al mismo nivel que el reposacabezas sin embargo se recomienda subir el reposacabezas un poco más para tener una mayor protección.

Espejos y retrovisores: El retrovisor interior, deberá ir centrado con la luna trasera. Los espejos laterales exteriores deben ir ajustados de manera que se pueda ver el final del vehículo para así poder ver puntos muertos. Sin embargo, no debes confiar 100% en los espejos laterales, al hacer ciertas maniobras es indispensable echar un vistazo sobre su hombro para asegurarse de evitar cualquier punto muerto.

El volante: no deberá tocar en ningún momento las rodillas y al mismo tiempo debe permitir al conductor una buena visibilidad de la carretera e instrumentos del salpicadero.  Las dos manos deben ir sobre el volante sujetándolo con todos los dedos. Al conducir solamente con una mano, todo el peso del brazo recae sobre el volante haciendo que los músculos del brazo y hombro trabajen innecesariamente provocando ocasionalmente lesiones.   

Posición de los pies: Los pies deberán siempre ir con los talones en el suelo y la zona plantar sobre los pedales. En los coches automáticos, el pie izquierdo deberá permanecer siempre en descanso mientras que el derecho debe mantener siempre el talón en el suelo y poder mover la parte superior libremente entre el acelerador y el freno.

Ropa cómoda: aunque parezca irrelevante, utilizar ropa cómoda es también importante a la hora de conducir. Los abrigos, los tacones, zapatos incómodos o estar descalzo, pueden interferir con la forma correcta de conducir. Evite a toda costa este tipo de vestimenta antes de subirse al asiento del conductor.

Si mientras va conduciendo siente que su asiento no se encuentra ajustado de la mejor manera, elija un buen lugar para aparcar y ajuste su asiento a su medida. No lo haga mientras conduce.