Limpieza de coches: 10 consejos

Introduzca matrícula o bastidor

ES

Mantener nuestro coche limpio no siempre es tarea fácil. ¿A quién no le ha pasado que tras haber lavado su coche comienza a llover y todo el trabajo o dinero invertido en la limpieza del coche no ha servido para nada? Muchas veces las adversidades meteorológicas no ayudan a que la limpieza de nuestro coche dure por mucho tiempo pero si sigue estos trucos y consejos, logrará que la limpieza de su coche dure mucho más de lo habitual.

 

Lavado cada dos semanas

Si dejamos que pase mucho tiempo entre lavada y lavada, los agentes externos pueden dañar su coche mucho más de lo normal. Además llegada la hora de realizar la limpieza del coche, esta tendrá que ser mucho más profunda que si lo hace cada dos semanas. Ya sea que usted mismo lave su coche o que lo lleve a un autolavado, lavar su coche cada dos semanas es lo más recomendado para que su coche permanezca limpio. Algunos autolavados tienen “seguro antilluvia”, es decir que si tiene la mala suerte de que empiece a llover a las pocas horas o al día siguiente de haber llevado su coche al autolavado, este le regala una limpieza de coche. Tenga en cuenta que si vive cerca del mar, se recomienda hacerlo por lo menos una vez a la semana ya que la sal puede provocar oxidación y corrosión.

 

Evitar la resina y los excrementos de paloma

Evitar a toda cosa los excrementos de paloma o de pájaro es muy importante. Limpiar los excrementos de paloma es sumamente difícil ya que, además de que el propio excremento de paloma en sí es perjudicial para la pintura de su coche, limpiarlo constantemente para eliminarlos no es tampoco lo mejor para su coche. La resina de los árboles es otro agente muy difícil de limpiar y que daña la pintura de los vehículos. Lo ideal es evitar ambos aparcándose lejos de la sombra de los árboles.

 

Bajo techo es mejor

Lo ideal para mantener un coche limpio es tenerlo bajo techo cuando no esté en circulación, así evitaremos que agentes externos como la lluvia, el polvo, el humo de otros vehículos, los excrementos de paloma o de otras aves, etc. hagan de las suyas y no tengamos que lavar nuestro coche con mayor frecuencia ni utilizar químicos caros.

 

Cera dos veces al año

La cera siempre es recomendable para proteger la pintura de nuestro coche, además la cera ayuda a que la limpieza del coche sea mucho más fácil. Por esto, hacerlo una vez cada seis meses (preferiblemente en los cambios fuertes de estación) resultará muy beneficioso.

 

Lavado integral de coches

Lavar la carrocería del coche es siempre una buena idea pero no se olvide de realizar también un lavado integral del coche una vez al mes. Un compresor de aire puede ayudarle para eliminar la suciedad en las alfombrillas. También es una buena idea apoyarse de un aspirador potente. Limpiar los conductos de aire ayudarán a eliminar el olor a polvo. Esto ayudará a que nuestro coche no solamente se mantenga limpio por fuera sino que por dentro luzca como nuevo y se sienta cómodo siempre que vaya dentro de su vehículo. Si no tiene tiempo o ganas de hacerlo usted mismo, muchos autolavados tienen el servicio de lavado integral de coche para que las vestiduras queden también como nuevas.

 

En caso de tener niños o mascotas, mantener el coche limpio por dentro puede resultar un poco más difícil pero, para esto, puede leer cómo mantener su coche ordenado aun con niños para más consejos.

Si va a comprar un coche de ocasión y tiene sospechas de que el coche que le interesa ha sufrido cambios en la carrocería o en la pintura, vea este tutorial de CARFAX y conozca lo básico a revisar en un coche de ocasión. Recuerde que comprobar el Informe del vehículo le puede ayudar a no comprar un coche con problemas ocultos.