La compra de un Mustang procedente de EE.UU.

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR
ES

El señor Antonio buscaba desde hace tiempo el Ford Mustang de sus sueños. Finalmente encontró a través de un mecánico este modelo, el cual se veía en perfecto estado, se trataba de un Ford Mustang 2008 importado de los Estados Unidos

Antonio estaba decidido a comprar el vehículo hasta el momento en el que decidió consultar el informe CARFAX correspondiente para conocer todos los antecedentes previos del vehículo. Al leer el informe CARFAX del vehículo, Antonio se encontró con una gran decepción con respecto al vehículo y a su vendedor.

Gracias al informe CARFAX, Antonio fue informado del número de propietarios anteriores desde que el vehículo se encontraba en Estados Unidos y de otros muchos detalles clave. El vehículo había sido previamente utilizado como renting, previamente había tenido varios accidentes y había sido declarado como pérdida total.

Antonio contactó con CARFAX directamente para agradecer la útil y oportuna información proporcionada y mencionó que el informe CARFAX le había sido de gran utilidad para decidirse en la compra del vehículo, sobre todo porque no esperaba encontrar tanto detalle ya que el mecánico que le estaba vendiendo el vehículo contaba una historia totalmente distinta.

Desde luego los mejores 10 euros gastados en mucho tiempo, ¡gracias! Después de esos primeros 10 euros, adquirimos una paquete de 6 informes con CARFAX para poder ver más historiales de los vehículos y nos desplazamos a Sevilla. Ahora ya soy el nuevo propietario del Mustang tan deseado con el que llevaba años soñando

Esta es una más de las historias reales en las que CARFAX ha proporcionado información oportuna y útil durante la compra de un vehículo de ocasión y una vez más ha ayudado a un comprador a hacer una inversión segura.