Conducir con nieve de forma segura

Introduzca matrícula o bastidor

ES

Con la llegada del invierno muchos de nuestros hábitos y rutinas deben cambiar. Conducir no es una excepción; la nieve y el hielo pueden ocasionar contratiempos e incluso problemas a la hora de conducir. Por esto, siga los siguientes consejos para conducir con nieve y/o con hielo de forma segura.

Conducir con nieve de forma segura

Lo primero que deberá hacer en cuanto el invierno llegue será cambiar los neumáticos de su vehículo por los neumáticos de invierno. Con esto se asegurará de que sus neumáticos tengan mucha mayor flexibilidad incluso en temperaturas inferiores a los 7ºC y que, en caso de heladas o nevadas, pueda conducir con nieve de manera segura.

Si va a conducir con nieve, asegúrese de que las cadenas para la nieve siempre vayan en el maletero por si acaso resultan necesarias. Pero no olvidemos la importancia de saber utilizarlas ya que de nada serviría llevarlas en nuestro vehículo si no las sabemos utilizar.

Aquí mostramos un vídeo que explica cómo poner las cadenas de nieve en las ruedas del coche.

Revise que su coche tenga todos los líquidos (especialmente el anticongelante del coche), en los niveles recomendados. El anticongelante del coche, o líquido refrigerante, es fundamental ya que ayudará a que la gasolina no se congele y conservará el aceite lubricado aun en temperaturas extremadamente bajas.

Para conducir con nieve debemos tener en cuenta la importancia de tener la tracción adecuada. Los coches con tracción integral o tracción en las 4 ruedas son los más seguros, sobre todo en superficies deslizantes.

Revisar la dirección del coche y los frenos es también de vital importancia. Los limpiaparabrisas deberán estar a punto ya que durante una nevada o caída de aguanieve, querremos eliminar la nieve de nuestro parabrisas de manera rápida y eficaz. Para conducir con nieve de forma segura recuerde siempre reducir la velocidad y circular con marchas largas así como guardar la distancia de seguridad.

road

Conducir con hielo de forma segura

Además de seguir las recomendaciones anteriores, tenga en cuenta esta información adicional para poder conducir con hielo de manera segura. Debido a que el hielo no siempre puede distinguirse a simple vista, puede ser incluso más peligroso.

Para distinguir hielo en la superficie podemos considerar:

  • El hielo se forma principalmente durante la noche o en la madrugada
  • Se puede ver sobre todo en caminos donde no da el sol como túneles o carreteras con poco tráfico
  • Si en días muy fríos vemos una superficie opaca y de pronto muy brillante, probablemente se trate de hielo

Si al conducir con hielo su coche se desliza o pierde tracción, utilice los frenos lo menos posible en caso de no ir a una velocidad alta. Si, por el contrario, va muy rápido y se desliza demasiado, dirija el volante hacia donde quiera ir y frene suavemente mientras se desliza. Si su coche cuenta con sistema de frenos antibloqueo, solamente ponga su pie sobre el freno y el sistema comenzará a frenar por usted.

Si las condiciones climáticas son adversas y tiene la posibilidad de quedarse en casa, es mejor hacerlo y no conducir con hielo y/o nieve hasta que mejore el tiempo.

Si vive en un lugar donde suele haber nieve o hielo, tenga en cuenta la importancia de contar con un coche adecuado para este tipo de clima. Contar con una tracción integral y frenos ABS puede ayudarle a conducir con hielo sintiéndose seguro. Si va a comprar un coche de ocasión, asegúrese de que cuente con estas características y no se olvide de comprobar el vehículo que le interesa por medio del Informe de vehículo CARFAX para tener la certeza de no comprar un coche con problemas ocultos y asegurarse de comprar un coche con las características de seguridad que está buscando.