Coches clásicos

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR
ES

Coches clásicos

Para que un coche sea un clásico,  debe contar con algunas particularidades especiales que lo hagan un coche especial, no como cualquier otro y que tengan la capacidad de representar toda una época del pasado. Algunos de estos requisitos son:

  • Tener una antigüedad mínima de 25 años desde la fecha de su fabricación.
  • Debe formar parte del Inventario General de Bienes Muebles de Patrimonio Histórico Español, declarado de interés cultural o haber pertenecido a alguna personalidad relevante o intervenido en un acontecimiento de trascendencia histórica.
  • Ser un vehículo de colección, es decir, que tenga características especiales, sea único, escaso o tenga alguna otra característica exclusiva.

Algunos ejemplos de coches de colección son:

  • Seat 850
  • Chevrolet Impala Coupé
  • Hispano Suiza K6
  • Ford Mercury 194
  • Austin Healey
  • Buick Roadmaster
  • Oldsmobile 195

Coches históricos

Es importante resaltar que todos los coches históricos son clásicos, pero no todos los coches clásicos son históricos.

Para que un coche sea considerado como histórico debe estar registrado como tal, y para ello deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  • Debe tener por lo menos 30 años de antigüedad.
  • Deberá aprobar una inspección especial elaborada en un laboratorio oficial acreditado por la Comunidad Autónoma, CC.AA. la cual emitirá una resolución final.
  • Pasar la Inspección Técnica, ITV.
  • Ser matriculado como histórico en la Jefatura Provincial de Tráfico que corresponda a su dueño.

Ver los 100 mejores autos del siglo

Documentación para matricular un coche como histórico

Para matricular un coche como histórico, es importante dirigirse a la Jefatura de Tráfico que le corresponde y llevar los siguientes documentos:

  • Solicitud en impreso oficial
  • Pagar una tasa de 91,80€
  • Documento oficial que acredite la identidad y domicilio del titular (DNI, permiso de conducir español, tarjeta de residencia, pasaporte o Número de Identificación de Extranjeros).
  • Resolución favorable de la consejería de industria de la CC.AA en la cual se acredita que el vehículo ha sido reconocido como histórico
  • Acreditación de la propiedad del vehículo. En el caso de que no sea el mismo titular el que matricule y el que figura en la documentación original (documento notarial: acta de notoriedad o de manifestaciones; factura de compra si se adquiere por compraventa o a una persona jurídica; contrato de compraventa si es entre particulares).
  • Cuanta documentación se disponga para acreditar las características del vehículo
  • Tarjeta de inspección técnica expedida por una estación ITV de la provincia del domicilio del interesado, en la que haga constar la matriculación como vehículo histórico.
  • Cuatro fotografías en color del coche (ambos laterales, delantera y trasera).
  • Permiso de circulación y tarjeta ITV, si el automóvil está en circulación. Si el coche viene de otro país, toda su documentación extranjera.
  • Justificante del pago, exención, o no sujeción de distintos impuestos, como el Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte, el impuesto de circulación del Ayuntamiento donde tenga su domicilio el solicitante, o el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales

Comprar un coche clásico de ocasión

Ya sea que usted esté interesado en comprar un coche de colección o un coche clásico de ocasión, debe recordar siempre que antes, es siempre recomendable que un profesional independiente inspeccione el coche antes de la firma del contrato.

Para el resto de los coches de ocasión que no son considerados clásicos, recuerde adicionalmente comprobar el Informe de vehículo CARFAX antes de firmar; con él se puede reducir significativamente el riesgo de comprar coches con información oculta o de encontrarse con otros problemas graves después de haber realizado la compra.

Para los amantes de los coches, no hay nada como tener la oportunidad de conducir un coche clásico o uno de colección.

Los coches clásicos tienen un encanto particular que no puede ser reemplazado por ningún coche moderno. Escuchar el sonido de los motores antiguos, sentir el pasado y la historia entre las manos o simplemente el amor y la pasión por los coches, son razones suficientes para muchos, para querer conducir por lo menos una vez en su vida un coche clásico.

Pero, ¿qué es lo que hace que un coche se convierta en un coche clásico o en un coche de colección? ¿Son todos los coches antiguos coches clásicos? ¿Son todos los coches clásicos, coches históricos? Aquí le explicamos las diferencias entre estos términos que pueden llegar a ser confusos:

Coches viejos

Un coche que tiene más de 10 años de vida, es considerado ya como un coche viejo sin que esto implique para nada que es un coche histórico o un coche clásico.

Coches antiguos

Un coche que tiene más de 25 años de vida es considerado como un coche antiguo. Y, si aunado a esto, el coche cuenta con ciertas características adicionales, entonces puede clasificarse también como un coche clásico o un coche histórico. Aunque siendo honestos, la mayoría de los coches antiguos no llegan a ser considerados ni clásicos ni históricos.

Encuentre más información en la Federación Española de Vehículos Antiguos

Coches de colección

Los coches de colección no deben cumplir con un mínimo de años de antigüedad. Hay coches con pocos años o que incluso acaban de salir y que ya son considerados como coches de colección, incluso en muchas ocasiones son creados con este fin. Estos coches se distinguen por tener características únicas y exclusivas por su singularidad y escasez, es decir que haya pocos ejemplares de determinado modelo.

Algunos ejemplos de coches de colección son:

  • Ferrari 330 GT Vignale Shooting Brake
  • Mercedes-Benz 300 SL Roadster
  • Porsche 911 2.7 RS
  • Audi Sport Quattro Lamborghini Miura SV
coches clasicos
coches clásicos