Fraude del cuentakilómetros

Introduzca matrícula o bastidor
ES

Si desea saber si los kilómetros son reales en un coche de ocasión, lea detenidamente este artículo y evite posibles fraudes en la manipulación del kilometraje.

Antes de comprar su próximo vehículo de ocasión, solicite un informe CARFAX en donde podrá consultar el historial del vehículo.

Destapar fraudes en el cuentakilómetros

CARFAX Europe, los clubes de automovilistas y las fuerzas de la ley de toda Europa coinciden en estimar que los consumidores sufrirán pérdidas valoradas en miles de millones de euros por fraudes en el cuentakilómetros durante este año. A pesar de los esfuerzos dedicados a combatir los fraudes en el cuentakilómetros, incluyendo unas leyes más duras y una mayor persecución, los consumidores se arriesgan cada vez más a sufrir esta estafa sobre la antigüedad. Los cuentakilómetros digitales que parecían ser menos vulnerables al trucaje, resultan incluso más fáciles de manipular para que muestren una indicación falsa de kilómetros de un coche.

"Trucaje" o "afeitado" son términos que se utilizan para describir la alteración del cuentakilómetros y/o la documentación de un vehículo para que indiquen un kilometraje inferior al que realmente ha realizado. Esta práctica es ilegal en la mayor parte de los países de Europa. Los expertos en automoción afirman que es una operación relativamente sencilla. No solo afecta al valor del vehículo, sino que también aumenta la probabilidad de que tengan que realizarse costosas reparaciones antes de lo previsto.

"Si un vehículo ha recorrido más kilómetros de los que indica el cuentakilómetros, la probabilidad de que necesite reparaciones importantes y de que aparezcan muchos pequeños fallos se incrementa en gran medida," afirma Marco Arban, Director de CARFAX Europe. No siempre es posible para un comprador saber si los kilómetros son reales con tan solo con observar un vehículo de ocasión. Los cuentakilómetros digitales que parecían ser la solución al trucaje y al fraude en el kilometraje, resultan tanto o más fáciles de alterar que sus predecesores mecánicos.

"Hay personas sin escrúpulos que reprograman los cuentakilómetros digitales utilizando software y dispositivos relativamente baratos fabricados para volver a calibrar los cuentakilómetros averiados. Se pueden encontrar con facilidad en internet y, por desgracia, se utilizan para timar a clientes confiados," explica Ricardo Lozano, director de CARFAX España.

Cuentakilómetros digitales y manipulación del kilometraje

Desafortunadamente, el trucaje de los cuentakilómetros digitales es incluso más difícil de detectar que el de los cuentakilómetros mecánicos tradicionales (ya que los cuentakilómetros digitales no incorporan piezas móviles visibles). El estado del vehículo y el Informe CARFAX sobre el historial del vehículo son las mejores claves que tiene un comprador para determinar si se ha producido trucaje.

Los fabricantes de automóviles desarrollaron el cuentakilómetros digital en gran medida para aliviar el problema del trucaje del cuentakilómetros. Sin embargo, con la misma rapidez que se desarrolla la tecnología, los timadores aprenden a utilizarla con fines equivocados. En este caso, utilizan las mismas herramientas que permiten corregir el kilometraje de un cuentakilómetros digital para manipularlo. Es tan fácil como buscar en internet.

Los calibradores para cuentakilómetros digitales se pueden adquirir en la red y, a pesar de las "cláusulas de exención de responsabilidad" de los vendedores, se utilizan para perpetrar fraudes en cuentakilómetros.

Como indica Arban "Del mismo modo que un hacker puede dañar un ordenador, cualquiera que disponga del software y el hardware adecuados puede poner en un cuentakilómetros digital el número que desee. Es formidable la variedad de problemas que los vehículos de ocasión pueden presentar y que resultan virtualmente indetectables para una persona inexperta. El fraude en los cuentakilómetros digitales es uno que cada día es más habitual."

Se suele pensar por error que los cuentakilómetros digitales no se pueden manipular, pero se trata de un timo de alta tecnología. Hay empresas que venden el software en internet, por eso cualquiera que desee alterar un cuentakilómetros puede hacerlo sin dificultad.

Lecturas de kilometraje

 

Detectar los fraudes en el cuentakilómetros

Puede resultar difícil, pero no imposible, detectar si el cuentakilómetros de un vehículo ha sido alterado. CARFAX ha recopilado las siguientes recomendaciones para ayudar a los compradores de vehículos de ocasión a detectar los fraudes en el cuentakilómetros y saber si los kilometros son reales:

Pida que le muestren la documentación y compare el kilometraje que aparece en la misma con el que muestra el cuentakilómetros del vehículo. Examine cuidadosamente la documentación para ver si la anotación del kilometraje está borrosa o resulta difícil de leer.

Compare el kilometraje del cuentakilómetros con el que aparece en los registros de mantenimiento o de inspección del vehículo. También puede examinar el kilometraje que aparece en las etiquetas de mantenimiento y de cambio de aceite. Puede buscar estas etiquetas en el marco de las ventanillas o las puertas, en la guantera o debajo del capó.

Si el vehículo dispone de cuentakilómetros mecánico tradicional, compruebe que los números del indicador del cuentakilómetros estén correctamente alineados. Si los números del indicador están torcidos, separados o se mueven al golpear el salpicadero con la mano, es posible que ese vehículo haya sufrido un trucaje del cuentakilómetros.

Examine los neumáticos. Si el cuentakilómetros marca 60.000 kilómetros o menos, el vehículo debería tener los neumáticos originales.

Observe el desgaste general del vehículo, especialmente el de los pedales de acelerador, freno y embrague, para apreciar si este desgaste es coherente y adecuado para el número que aparece en el cuentakilómetros.

Antes de comprar un vehículo de ocasión, solicite al vendedor un Historial CARFAX del historial del vehículo. Si el vendedor no se lo proporciona, puede solicitarlo usted mismo a través de www.carfax.es.

También recomendamos que realice una prueba completa de conducción y que pida a un mecánico cualificado que inspeccione el vehículo.