Cómo mantener su coche ordenado incluso con niños

Introduzca matrícula o bastidor

ES

De muchas maneras, nuestros coches se convierten en una extensión de nuestros hogares. Pasamos mucho tiempo en ellos y el desorden puede convertirse en un problema. Hoy en día, los vehículos cuentan aparentemente con suficiente sitio para almacenamiento que lejos de mantener el coche organizado, nos alienta a meter más cosas en él y termina siendo un desorden total. Aquí presentamos algunas ideas que pueden ayudarle a mantener su vehículo ordenado, incluso cuando tiene niños.

Comience con lo básico

La mayoría de nosotros llevamos siempre algunos objetos básicos en nuestros coches. Estos van desde una o dos mantas para el invierno, a un botiquín de primeros auxilios y hasta un kit de emergencia. Los artículos de asistencia en carretera como las pinzas de arranque, las correas de remolque, las bengalas y triángulos de emergencia, suelen ir rebotando en el maletero.

Usted puede comenzar su tarea de organización poniendo cada objeto en su lugar. Los triángulos de emergencia, el botiquín de primeros auxilios y afines pueden caber en el compartimiento del neumático de repuesto u otro cubículo que se encuentre dentro del maletero. También puede utilizar organizadores para la ducha o pequeños recipientes de plástico para poner todo esto dentro de uno (o dos) recipientes.

Dentro de su coche, es probable que tenga objetos como el cargador del móvil, cables, o incluso algunas tarjetas de memoria para algunos dispositivos. Estos son frecuentemente amontonados en la consola central haciéndolos difíciles de encontrar. Un par de pequeñas cajas de aparejos con tres o cuatro compartimentos con tapa, son ideales para almacenar este tipo de artículos. Además, se ajustan muy bien dentro de la mayoría de las consolas centrales.

Una de las soluciones más obvias son los estuches porta CD/DVD, un protector de bolsillo para los bolígrafos y los medidores de presión de neumáticos (un simple estuche de lápices también puede funcionar) y un archivador para guardar los mapas cabrá bien en el compartimiento lateral de la puerta. Estas opciones pueden encontrarse en la mayoría de los supermercados y tiendas de repuestos de automóviles.

coches para familias

Bocadillos para los niños

Nunca falla, usted sube a los niños al coche, consigue que todos se abrochen el cinturón de seguridad, arranca y justo al incorporarse a la autopista alguien grita, "¡Mamá! ¡Tengo hambre!” Una bolsa de aperitivos difícil de alcanzar o unas cuantas uvas o barras de granola lanzadas en el asiento del pasajero no es la solución. Usted necesita organizarse de manera que logre mantener la comida limpia y accesible mientras conduce.

Aquí las cajas de aparejos vuelven a aparecer. Le puede dar las más pequeñas a su hijo o hija sin dejar de prestar atención al volante. Las más grandes pueden utilizarse por el piloto o copiloto para guardar algunos bocadillos preparados (y saludables) sin dificultad. Las cajas de aparejos planas y cuadradas con pequeños compartimentos y tapas son perfectas. Se apilan unas sobre otras y pueden organizarse según las preferencias de los niños, además se pueden dejar en el coche si los alimentos son conservables. Lo mejor es que son fáciles de limpiar y los niños pueden dejarlos caer al suelo (que probablemente lo harán de todos modos) sin preocuparse por las alfombrillas.

Para los niños que tienen un mayor alcance desde sus asientos, puede colocar un organizador de comida en el asiento trasero central. Estos son fácilmente accesible y no necesitará más que una caja o canastilla con separadores donde podrá colocar distintos alimentos.

Organizador de entretenimiento

Además de comida, otra cosa que los niños quieren mientras van en el coche es entretenimiento. Tal vez mirar por la ventana y hacer caras a los otros conductores era suficiente para los niños en la década de los 70’s pero los niños de hoy, esperan entretenimiento completo e inmediato. Podremos culpar a los iPods o a la tecnología, pero aún así, no deja de ser un problema mantener a los niños ocupados mientras usted conduce.

Una vez más, volvemos a nombrar los organizadores y las opciones de almacenamiento. Varias tiendas venden sujeciones para mandos a distancia con velcro que se adhieren fácilmente a cualquier sillón. Junto a los asientos del niño o detrás de los asientos delanteros también puede adherirse sin problema.

Otra opción es un organizador de asiento completo. Estos se pueden encontrar generalmente en las tiendas de accesorios de automóviles.  Se pueden encontrar una gran variedad de estilos y en ellos podrán guardarse los juguetes o aparatos de entretenimiento.

Puede intentar colgar una mochila del reposacabezas del asiento delantero (quitar el reposacabezas, pasar las asas de los hombros alrededor de las puntas del asiento y volver a colocar el reposacabezas). Esto funciona bien para los niños mayores y  puede quitarse rápidamente a su llegada si fuera necesario.

Saque la basura

Por último pero no menos importante, llegamos al punto de la basura. Ya seamos  niños o adultos, siempre generamos basura durante nuestros trayectos en coche. Por ejemplo, las botellas vacías de bebida, envolturas de alimentos o billetes que ya no necesitamos, terminan normalmente amontonados (y olvidados) en algún rincón del vehículo. Existe una mejor manera de hacerlo.

Una alternativa es poner algunas bolsas de plástico dentro de una caja de pañuelos desechables vacía. Solamente coja una y ponga ahí la basura. Déjela en el suelo o en el compartimiento de la puerta y la próxima vez que usted tenga que parar para llenar el depósito, deséchela.

Los contenedores de basura pueden ser una buena opción también. Un pequeño recipiente de basura detrás del asiento del copiloto, una bolsa de basura colgada del mechero del coche o un pequeño recipiente de basura dentro de la guantera pueden funcionar. La cantidad de basura que usted genere durante un par de días, determinará la  solución más adecuada.

Ordenar su coche puede ser muy sencillo con un poco de imaginación y creatividad incluso cuando viaja con niños. Aunque reconocemos que a veces, mantener todo limpio para evitar pasar vergüenza cuando un invitado se sube inesperadamente a nuestro coche, puede ser un gran reto.