Coches tuning de segunda mano, aspectos que debe saber

Introduzca la matrícula (versión beta) o el número de bastidor:

Comprar coches tuning, ¿es una buena idea?

La popular saga de películas “A todo Gas” ha destacado en todo el mundo por tunear coches. No todas las modificaciones van al extremo como aparece en esas películas, pero si muchos propietarios hacen pequeñas modificaciones en sus vehículos así como instalar diferentes llantas, tintar los cristales de las ventanas o añadir nuevas entradas de aire.

Si usted está buscando un coche usado en el mercado, puede tener la posibilidad de encontrar un coche que ha sido tuneado. La gran pregunta es: ¿Debe usted comprarlo? Lea y encuentre como CARFAX descubre los pros y los contras para comprar coches tuning de segunda mano.

Ventajas de comprar un coche coches tuning de segunda mano

coches tuning de segunda mano

En general, hay varios beneficios de comprar coches tuning de segunda mano. En muchas ocasiones, las modificaciones pueden ser pequeñas mejoras al vehículo. Por ejemplo, añadiendo una entrada de aire  o  agrandar el diámetro del tubo de escape puede incrementar los caballos de potencia así como economizar el combustible. Aun mejor, esos cambios raramente tienen efectos negativos en el valor del coche. Otro beneficio es que modificar el motor hace el coche más rápido.

Por otro lado, mucha gente encuentra en las modificaciones, tales como instalar ruedas mayores y poner los cristales de las ventanas tintados, mejoras que hacen a un vehículo mejor. Realmente estos cambios no incrementan el valor del vehículo, usted debería ser capaz de aceptarlos, pero no incluirlos como un extra coste para usted.

Otro de los mayores beneficios de comprar un coche tuning es que si usted ya ha tenido anteriormente intenciones de realizar modificaciones por sí mismo, ya el trabajo está hecho (o hasta el momento, empezado) el propietario anterior gastó por usted su tiempo, dinero y esfuerzo.

Desventajas de comprar un coche coches tuning de segunda mano

En muchas ocasiones, hay más puntos negativos que positivos a la hora de comprar coches tuning. Si nosotros no consideramos como beneficio el hecho de  tener hecha una modificación en el motor, esto podría ser un inconveniente. A veces, estas piezas del mercado usado han sido diseñadas para hacer al coche más rápido pudiendo añadir tensiones al motor. Si las modificaciones son demasiado potentes o combinadas de forma inadecuada, podría usted tener lugar de un motor, una bomba de relojería.

En muchos casos, como comprador, nosotros no necesitamos saber quién hizo el trabajo de modificación del coche o qué nivel de conocimientos tenían. ¿Qué tipo de modificaciones han sido un trabajo “doméstico” o cuales han sido por un taller profesional? Muchas pequeñas modificaciones pueden parecer fáciles (por ejemplo tintar los cristales de las ventanas o cambiar las llantas) y la mayoría de las veces los propietarios tratarán de hacerlo ellos mismos. Esto puede llevar a errores o instalaciones incorrectas. Incluso si lo ha realizado un profesional, trate de encontrar el nombre del taller / tienda online y encuentre si ellos tienen buena reputación.

Otro factor a tener en cuenta es, que si los coches que ellos han sido modificados no son demasiado antiguos, la garantía podría estar aun en vigor. Sería importante encontrar si las piezas usadas en la modificación llevan algún tipo de garantía, y si es así, por cuanto tiempo. La ultima cosa que usted necesita es, tener problemas a las pocas semanas después de comprar el coche porque sólo en encontrar el fallo y reparalo puede usted gastar miles de Euros.

Protéjase cuando compre un coche tuning

Cuando compre un coche usado, independientemente si es coche tuning o no, es siempre recomendable conocer a profundidad los datos del vehículo y el historial del coche antes de comprarlo. La mejor forma de aprender más acerca del pasado del vehículo es revisar el informe del vehículo CARFAX. El informe CARFAX contiene muchos datos útiles acerca de partes de vehículos como:

  • Número de propietarios
  • Información sobre importación / exportación
  • Cargas financieras
  • Si es apto para circular
  • Tipos de Propietarios
  • Historial de Ubicación
  • Información técnica
  • Información sobre robos
  • Uso del vehículo (taxi, alquiler o particular)
  • Historial de vehículos importados de los EE.UU.
  • Kilometraje medio
  • Historial de registro (bajas y altas)
  • Y mucho más…

Esta información puede ayudarle a decidir mejor su compra y evitar comprar un coche con problemas ocultos. Por otra parte, cuando se trata de coches tuning de segunda mano, revise si el vehículo ha sido correctamente inspeccionado y pregunte por todas las facturas de los trabajos de modificación que han le han sido realizados al coche.

Tome estos consejos como ayuda en la compra de coches tuning y protéjase de no hacer una mala inversión.