Qué es un coche km 0 y por qué están tan demandados

Introduzca la matrícula o el número de bastidor:

Coches km 0

​¿Está interesado en un coche km 0? Este artículo de CARFAX sobre coches km 0 le explicará qué son y por qué hay tanta demanda.

Los coches km 0 son uno de los temas más candentes en el mercado de automoción. ¿Pero qué es exactamente un coche km 0 y por qué están tan demandados? En este artículo, CARFAX España aborda la clasificación de los coches km 0 y cuál es la diferencia con otros tipos de coches nuevos, así como la razón por la que no se considera que sean coches de ocasión.

Definición de coches nuevos y coches de ocasión

Antes de profundizar en los coches km 0, veamos primero cuáles son las categorías básicas de vehículos existentes en el mercado de automoción: coches nuevos y coches de ocasión. Aunque esto pueda parecer obvio, a veces los límites entre unos y otros pueden desdibujarse dentro del contexto del panorama actual de vehículos modernos.

  • Coches de ocasión: se dice que un vehículo es de ocasión cuando ha tenido un propietario registrado y ha sido usado en circunstancias normales, en calles y carreteras normales, desde la fecha de fabricación. Esto normalmente implica que el vehículo tiene el desgaste normal del uso, así como cualquier número de kilómetros en el cuentakilómetros, en función de los hábitos de uso del conductor y de la antigüedad del vehículo.
  • Coches nuevos: se dice que un vehículo es "nuevo" cuando no ha sido utilizado desde la fecha de fabricación. El uso del vehículo necesario para transportarlo desde la fábrica hasta el lugar en el que se vende no está considerado en esta definición. Esto incluye conducir el vehículo hasta el vehículo de transporte (tren, barco, etc.), desplazar el vehículo por las instalaciones del concesionario, así como para prepararlo para la venta (lavado, centro de servicio, etc.). Algunos coches nuevos pueden tener varios kilómetros en el cuentakilómetros, pero normalmente no son más de 100 km.
coches km 0

Tipo de coches de ocasión

En el mercado automovilístico se pueden encontrar varios tipos de coches de ocasión. Las clasificaciones suelen corresponder al tipo de uso y a la antigüedad del vehículo.

  • Los coches de empleados son vehículos que han sido utilizados por empleados de la marca y son propiedad de un concesionario o directamente de la empresa fabricante. Normalmente han sido utilizados solo por un período de 6-12 meses y suelen tener menos de 10.000 km. A pesar de que están casi nuevos, los coches de empleados suelen venderse con un gran descuento con respecto a los coches nuevos.
  • Los coches seminuevos suelen haber sido usados durante más tiempo (alrededor de 1 a 2 años) y tienen más kilómetros en el contador, aunque en muchos casos, no más de 25.000. Hay muchos coches seminuevos procedentes de empresas de alquiler o de flotas de coches de empresa. Muchos de ellos también se venden con una garantía del concesionario.
  • Los coches de ocasión cubren efectivamente toda la categoría de coches de segunda mano. Pero el término se usa normalmente para describir vehículos que han sido usados durante varios años y tienen relativamente más kilómetros en el contador. Estos vehículos suelen ser propiedad de particulares y vienen con todas las variedades de desgaste, desde usados cuidadosamente hasta maltratados.

Tipos de coches nuevos

A pesar de que todos los coches nuevos son esencialmente iguales, se pueden clasificar en unas pocas categorías específicas en función de su origen de fabricación.

  • Los coches fabricados bajo pedido solo se fabrican si lo solicita algún cliente específico. Cada aspecto del vehículo, ya sea el color, el tamaño del motor, la transmisión, el equipamiento opcional, etc. es elegido por el comprador. Esto normalmente significa que el tiempo de espera hasta la entrega del vehículo es más largo.
  • Los coches de serie son aquellos producidos por el fabricante y distribuidos a concesionarios de todo el mundo. Tienen un determinado modelo, motor, color y equipamiento opcional que han sido elegidos por el fabricante o el distribuidor con la esperanza de encaje que en las necesidades del comprador. Normalmente, por estos vehículos se ofrecen precios más atractivos y descuentos.
  • Los coches km 0 están muy emparentados con los coches de serie, con una advertencia: ya han sido matriculados por el fabricante o por el distribuidor. Esto significa que cuando se compra un coche km 0 es necesario hacer un cambio de titularidad.

Aunque los coches km 0 ya estén matriculados, eso no significa que sean usados

La razón por la que los distribuidores a veces matriculan coches km 0 ellos mismos es que a veces necesitan cumplir ciertas cuotas de ventas mínimas. Aunque haya sido matriculado, el vehículo cumple todas las cualificaciones necesarias para ser considerado un vehículo nuevo, lo que significa que solo ha sido "usado" para transportarlo desde la fábrica hasta el concesionario y está aparcado en las instalaciones al igual que el resto de los coches nuevos. A pesar de que técnicamente es un vehículo nuevo, si compra un coche km 0, será el segundo propietario registrado y tendrá que transferir la propiedad del vehículo.

Tenga cuidado con los distribuidores que intentan vender coches de empleados como si fueran coches km 0. Si el vehículo en el que está interesado tiene un mayor número de kilómetros (normalmente, por encima de 100 km), ha sido usado para realizar pruebas, como vehículo de cortesía/sustitución o ha sido utilizado por un empleado del concesionario, ya no es un coche km 0, sino un coche usado. Asegúrese de preguntar al vendedor acerca de esto.

La gran demanda de coches km 0

coche km 0

La razón por la que hay tanta demanda de coches km 0 es el hecho de que los concesionarios están tratando de venderlos agresivamente lo más rápido posible, lo que suele dar lugar a grandes descuentos u otras atractivas ofertas de precios. Los distribuidores tienen prisa por vender sus coches km 0 porque cuanto más tiempo los tengan en stock, más dinero les costará la depreciación.

Los coches km 0 son muy populares y pueden ser una buena alternativa para aquellos que intentan comprar un coche nuevo pero no quieren pagar un precio alto. No obstante, siempre es bueno comparar ofertas. A veces podemos encontrar un coche de ocasión mejor equipado (de empleados o seminuevo, por ejemplo) por el mismo precio aproximadamente. Aunque puede tener más kilómetros en el contador, la cantidad puede ser insignificante o estar compensada por las ventajas del equipamiento adicional.

Comprobar el informe CARFAX

Si está considerando comprar coches de ocasión, siempre es recomendable tener la mayor cantidad posible de información sobre el vehículo antes de comprarlo.  Una de las mejores formas de hacer esto es comprobar el informe del vehículo ​CARFAX para conocer su historial. El informe CARFAX es un recurso detallado y fácil de leer que expone claramente la información que le ayudará a conocer el pasado de un vehículo, incluyendo lo siguiente:

La base de datos de CARFAX se amplía constantemente y tiene ya más de 14.000 millones de registros de fuentes de todo el mundo. ¡Antes de comprar un coche usado, compruebe el informe CARFAX!