El caravaning, de moda entre los viajeros españoles

Introduzca matrícula o bastidor

ES

Acierto.com estima que, en pleno verano, este tipo de turismo podría llegar a incrementarse un 40% respecto al año anterior. Cada año se matriculan 4.000 vehículos de esta clase solo en nuestro país.

En pleno verano son muchas las familias que deciden aprovechar para salir de viaje. El turismo gastronómico, las opciones culturales, así como la playa y el campo cobran entonces especial protagonismo. Pero existen muchas formas de disfrutar de esos ansiados días de relax. Tantas que son cada vez más los españoles que se decantan por el caravaning.

Tal es así que según los datos del comparador Acierto.com, esta clase de turismo podría llegar a incrementarse hasta un 40% respecto al año pasado; un crecimiento que se verá impulsado por las vacaciones. Actualmente, asimismo, el sector se encuentra en un dulce momento, pues cada año se matriculan unos 4.000 vehículos solo dentro de nuestras fronteras, y también son cada vez más las empresas que se dedican a alquilarlas. Pero, ¿a qué se debe su éxito?

Ventajas de viajar en caravana

Para empezar, las caravanas han ganado en comodidad: los fabricantes han ideado modelos cada vez más completos, pensados para cubrir las necesidades de sus ocupantes y cargadas de detalles, mobiliario minimalista, camas empotradas y otros elementos que permiten aprovechar el espacio de manera funcional.

Asimismo, suponen un coste inferior al de alquilar un apartamento o un hotel, en especial si se va a viajar en familia. También acaban con todos los inconvenientes propios de estos alojamientos. Por ejemplo, con una de ellas podremos llevarnos más equipaje, incluso a nuestra mascota; podremos cocinar, desplazarnos más allá de la ciudad, alargar las vacaciones sin cambiar de hotel, prescindir de las subidas de precio estacionales, ser más espontáneo, etc.

Flexibilidad y libertad: una caravana permite acceder a lugares recónditos, donde no existe otro tipo de alojamiento y conocer lugares alejados de los recorridos turísticos; cargar una bicicleta para disfrutar de rutas inolvidables en pleno contacto con la naturaleza, etc. De hecho es una opción estupenda para que los niños la conozcan y la disfruten, y para los aficionados al turismo de aventura.

Precisamente las parejas jóvenes con hijos pequeños son un perfil de autocaravanista típico. También lo es el de los mayores de 50 años, los que más tienden a adquirir este tipo de vehículo -constituyen casi el 75% de los propietario-.

Múltiples opciones de pernocta: además, los lugares de pernocta de escaso impacto visual y ecológico se han incrementado; algo que hace más sencillo encontrar diferentes lugares en los que quedarse si, a medio camino, por ejemplo, estamos cansados o vemos algo que nos resulte atractivo. Es una manera de improvisar y de no estar ligados a horarios y reservas que podemos perder.

camping

Destinos de verano perfectos para ir en autocaravana

Galicia es una excelente comunidad para encontrar rincones cargados de encanto. Loiba es uno de ellos; un punto de encuentro de mar, cielo y tierra sembrada de acantilados y playas. De hecho, estos primeros son uno de los más importantes de Europa. Además allí encontrarás un parque de autocaravanas.

No se queda atrás la Playa de las Catedrales (Ribadeo, Lugo) . Lo más característico de ella son sus arcos y cuevas, accesibles durante la bajamar, cuando el agua deja paso a un largo arenal delimitado por paredes rocosas de pizarra, grutas y pasillos de arena. La Costa Brava, de Blanes hasta Portbou también merece mucho la pena; una costa caracterizada por su riqueza y parques naturales; y por sus calas de aguas cristalinas.

En Valencia podemos aprovechar para realizar una ruta por sus parques naturales: La Sierra Calderona, De Mariola, La Tinença de Benifassà, Penyagolosa y otros harán las delicias de aquellos dispuestos a descubrir paisajes sembrados de especies autóctonas. Otra opción es acercarse a la Albufera, un paraje natural en zona de marismas salinas, al lado de la ciudad del Turia.

Otros pueblos con encanto son La Alberca (Salamanca), Frigiliana (Málaga), Liérganes (Cantabria), Ayllón (Segovia), Besalú (Girona), y Trujillo (Extremadura); la mayoría con un patrimonio arquitectónico y casco histórico dignos de visitar.

Fuera de nuestras fronteras son recomendables la Ruta de los Fiordos (Noruega), la Pacific Coast Drive (Australia), la famosa Ruta 66 (EEUU), la Ring Road (Islandia), y el Valle del Loira (Francia).

Cómo poner a punto tu autocaravana

Antes de salir de viaje será fundamental revisar el vehículo. Más allá del mantenimiento y precauciones habituales, deberás prestar atención a una serie de elementos clave: por ejemplo a las juntas de la caravana, es decir, a las uniones de paredes y techo, juntas de claraboyas, ventanas, puertas, etcétera. Repasar los conductos de ventilación, rejillas y demás, y comprobar la cinta que oculta los tornillos que sujetan la moldura a la caravana también será conveniente.

No olvides el sistema de gas, las luces y los neumáticos. Respecto a estos últimos, resulta recomendable colocar aceite en los sangradores del cabezal al menos una vez al año. El mantenimiento eléctrico y la limpieza son igualmente importantes.

Por otra parte, en verano serán imprescindibles las mosquiteras correderas y los aislamientos térmicos flexibles para las ventanas. También es importante que la caravana cuente con un extractor solar, cuya función es la de sacar el aire caliente de dentro del habitáculo.

Más allá de esto, será importante que calcules la duración del viaje y planifiques bien tu ruta, que decidas las actividades que llevarás a cabo en el lugar de destino, que te asegures de tener sitio en el camping o lugar habilitado para estacionar la caravana, etcétera. Puedes consultar blogs específicos en busca de consejos de otros viajeros y similares.

Comprueba dónde están las áreas de servicio habilitadas con antelación. Es posible consultar esta información en Google; y planea las paradas técnicas para rellenar el depósito de agua, etc. Acuérdate de llevar contigo una manguera y adaptadores para diferentes tipos de grifos. Nunca se sabe.

Cierra bien puertas y ventanas, instala alarmas, coloca cinchas o bridas de acero, cierres auxiliares, etc. para incrementar la seguridad.

viajes en caravana

Los requisitos

Podrás conducirla con el permiso de conducir B siempre que tenga una Masa Máxima Autorizada (MMA) de 750 kilos o menos. Ahora bien, si no es así, necesitarás el B96, el B+E o el C+E, en función de la MMA citada. También deberías conocer el Reglamento de Circulación para Caravanas si no quieres incumplir la ley. Para empezar, debes saber que está prohibido sacar sillas o mesas, limpiarla en el área de servicio, estacionar durante más de 48 horas seguidas, y que tienes que vaciar el agua mediante una válvula. Respecto a las limitaciones de velocidad, en ciudad no podrás pasar de los 50 km/hora, mientras que en carreteras convencionales y autopistas está permitido llegar a los 80 km/hora.

Si la caravana es tuya, por otra parte, deberás asegurarla. Aquí es importante señalar que no todos los remolques necesitan tener su propia póliza. Solo es obligatorio contratar una póliza si la MMA supera los 750 kilos. En todo caso y a la hora de escoger la póliza tendrás que valorar lo que más te interesa. Por ejemplo, un seguro a terceros cubre lo más básico pero no se hace cargo de los daños propios al vehículo, algo que sí haría uno a todo riesgo. Además, si la usas mucho, interesaría contratar un servicio adicional de asistencia en viaje que garantice el servicio de grúa, asistencia médica y hospitalaria tanto en territorio nacional como en el extranjero.