Datos de un vehículo: cómo obtener información de cualquier coche

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR
ES

La compraventa de coches de ocasión es un proceso complicado y a menudo estresante. A veces hasta los expertos se tienen que dejar llevar por lo que dice el vendedor y por su propia intuición cuando compran un coche de segunda mano. Por desgracia, ocurre con frecuencia que miles de compradores se convierten en víctimas de una estafa.

Lo que muy pocos saben es que existen un par de herramientas online que permiten a los particulares obtener información de cualquier coche, una información que puede ser muy útil durante el proceso de negociación.

La clave es el VIN (o número de bastidor), el número único que identifica a cada vehículo y que desde 1981 es obligatorio para todos los coches. Desde entonces es posible obtener una cantidad cada vez mayor de datos de un vehículo mediante el número de bastidor.

Inicialmente, el público no podía acceder a la información codificada en el VIN, pero en la actualidad los consumidores de España y unos pocos países europeos más ya pueden descubrir toda la información de un vehículo.

buscar coche

¿Qué datos de un coche se pueden extraer del VIN?

Tras el VIN o número de bastidor se oculta una gran cantidad de características técnicas de un coche, pero también puede extraerse información sobre el país de origen o el fabricante. Al proceso de descifrar un número de bastidor se lo conoce como descodificación del VIN. Frecuentemente los ladrones de coches intentan borrar los números de bastidor originales y sustituirlos por los de un coche registrado legalmente. Por ello es importante contrastar los datos de un vehículo extraídos del VIN con los documentos del vehículo para descartar un posible fraude. Para estos casos CARFAX ofrece gratis el Decodificador de Números de Bastidor, con el que puede encontrar información de marca, modelo, año, o tipo de carrocería para cualquier coche de España.

Cada VIN viene acompañado de una gran cantidad de información del historial del vehículo. Cuando un coche pasa una inspección, cuando se pide un crédito para pagarlo, si sufre un accidente, si se exporta o si cambia de titular, además del modelo y la matrícula, se registra también el VIN.

Lo difícil es juntar toda esta información y sintetizarla para que sea accesible a los consumidores. CARFAX se enfrenta a este desafío en Europa desde 2007; desde entonces se han traducido al castellano datos de 22 países y de casi tantas lenguas. Los Informes del vehículo CARFAX se pueden solicitar por medio del número de bastidor y pueden contener datos importantes como información de importación, reparación y mantenimiento, kilometraje, cargas financieras y robos, entre otros.

Los Informes CARFAX no sólo los utilizan clientes particulares que desean minimizar el riesgo cuando compran un coche de ocasión; también compañías de seguros, bancos, y fuerzas de seguridad, emplean la base de datos de CARFAX para obtener historiales de vehículos.

Además muchos vendedores de coches de ocasión, inscritos al Programa Avanzado para Concesionarios CARFAX y comprometidos con la transparencia, ofrecen a sus clientes Informes CARFAX sin coste adicional.