Comprar coches con bajas emisiones de CO2

Introduzca matrícula o bastidor

ES

La compra de un coche con bajas emisiones de CO2 puede tener muchos beneficios, tanto para el propietario de un coche como para el público en general. A medida que las regulaciones van cambiando con respecto a las emisiones de CO2 y la huella de carbono es cada vez más un tema de preocupación, encontrar el vehículo adecuado nunca había sido tan importante. CARFAX España tiene como objetivo hacer más fácil descubrir la valoración de las emisiones de CO2 de un vehículo con el historial del vehículo CARFAX.

Historia sobre regulaciones de emisiones de CO2

Recientemente en Europa los vehículos nuevos están obligados a adherirse a las directrices de emisiones de CO2 "Euro 6". Lo que esto significa es que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) deben ser inferiores a 0,5 g/km para diésel y 1,0 g/km para los motores de gasolina. Observe la gran diferencia entre las directrices “Euro 6” y la normativa “Euro 1” de 2,72 g/km en julio de 1992. No obstante, esta normativa no se aplica actualmente a los vehículos de segunda mano, pero hay muchas otras ventajas para comprar un coche de segunda mano con bajas emisiones de CO2.

Razones medioambientales para comprar un coche con bajas emisiones de CO2

El primer argumento (y más fácil de justificar) para comprar un coche con bajas emisiones de CO2 es el beneficio para la salud del público en general y de nuestro planeta. Aunque el CO2 es un gas que es esencial para la vida en la tierra, es también fuertemente responsable del aumento del efecto invernadero, que ha sido cada vez más preocupante en los últimos años. Además, el óxido de nitrógeno, que también es un subproducto de la quema de combustible (gasolina y diésel), es un contaminante destructivo tanto para el medio ambiente como para la salud personal.

Para los conductores que viven en Alemania o planean visitarla, la mayoría de pueblos y ciudades están protegidos por "Zonas Ambientales." Esto significa que, para que su coche pueda circular por el pueblo o la ciudad, es necesario tener una pegatina verde en el parabrisas para poder acceder al centro urbano. Las pegatinas verdes solo se otorgan a los coches que cumplan con los más altos requisitos sobre emisiones de CO2. Los infractores estarán obligados a pagar una multa.

Beneficios monetarios de reducir las emisiones de CO2 de coches

Además de las razones ambientales, en la mayoría de los países los compradores de coches con bajas emisiones de CO2 pueden también ahorrar dinero. En muchos casos, los propietarios de vehículos menos contaminantes tienen el beneficio de pagar impuestos de matriculación más bajos y el posterior impuesto de circulación durante la vida útil del coche. Estos impuestos varían de un país a otro, pero en promedio pueden variar desde 0€ por año para las emisiones de CO2 más bajas a más de 2.000€ al año para las más altas.

Aquí exponemos algunas cifras más para explicar los ahorros que se pueden tener con las bajas emisiones de CO2:

  • 3.000€ - 4.500€. Esta es la cantidad promedio que los propietarios pueden ahorrar durante la vida útil de sus vehículos cuando se cumple la próxima normativa sobre el ahorro de combustible para el 2025.
  • 590 billones de € - 2 trillones de €. Ahorros acumulados estimados de reducción en los costes de combustible entre 2010 y 2050 si las tasas de emisiones se redujeran un 80% sobre los niveles en 2005.

Encontrar un coche con bajas emisiones de CO2

Aprender sobre emisiones de carbono de un coche nuevo es fácil. En cada hoja de especificaciones, que puede encontrar en la ventanilla, tendrá esta información disponible. Pero, para los coches de segunda mano, esto no siempre es tan fácil. El informe del vehículo CARFAX pretende ayudar a que sea más fácil para los compradores de coches de segunda mano. En muchos informes CARFAX, las emisiones de CO2 son enumeradas en un formato claro, incluyendo una representación gráfica que va desde el verde (el mejor) al rojo (el peor).

El tener esta información por adelantado, hace más sencillo calcular los impuestos de matriculación y circulación para la vida del coche. En definitiva, con la compra de un coche con bajas emisiones de CO2 estará ayudando de forma activa a mejorar la situación medioambiental, así como a su cuenta bancaria.