Cómo identificar a los coches embargados

INTRODUZCA MATRÍCULA O BASTIDOR

ES

​Sobre un coche de segunda mano pueden pesar cargas de diversos tipos, como por ejemplo multas de tráfico pendientes de pagar, financiamiento con atrasos de pago, un contrato de leasing aún activo o que se trate de un coche embargado por un juzgado. A la hora de comprar un coche de segunda mano, es muy importante cerciorarse de que está limpio en este sentido.

Pasos a seguir para identificar coches embargados

Antes de comprar un coche de segunda mano es recomendable solicitar un informe sobre el historial del vehículo, donde podrá encontrar los sucesos más relevantes del coche y descubrir si se trata de un coche embargado y así evitar sorpresas desagradables.

CARFAX pone a su disposición el historial de cada coche de segunda mano en España, con el fin de que usted tenga acceso a una fuente de datos limpia y confiable sobre vehículos. En el informe CARFAX los consumidores de coches de segunda mano pueden identificar si el vehículo tuvo alguna vez adeudos pendientes, embargos, impuestos u otros precintos pendientes de pagar (siempre y cuando dicha información haya sido previamente reportada a CARFAX). Adicional a la información sobre coches embargados, en el informe CARFAX usted puede encontrar datos sobre el número de propietarios anteriores del coche, qué uso se le ha dado (particular, taxi, alquiler), si ha sido importado, su procedencia, datos de kilometraje y mucho más. Con el informe CARFAX usted puede negociar un precio justo sobre el coche de segunda mano. 

En muchas ocasiones, por desconocimiento o simplemente por practicidad, firmamos el contrato de compra-venta de un coche de segunda mano sin haber comprobado previamente si este tiene alguna carga que impida la normal tramitación del cambio de titular. 

¿Cómo saber si un coche está embargado?

Conocer la información de los coches embargados es clave cuando se va a comprar un coche de segunda mano, ya que no se podrá cambiar el titular de un vehículo hasta que no se paguen las deudas que pesen sobre él. Así que aunque ya se haya pagado al vendedor el coche, uno se encontrará con la situación de que no podrá poner el vehículo a su nombre debido al embargo.

Para comprobar qué cargas o adeudos pesan sobre el coche embargado, puede solicitar también un informe en el Registro de Bienes Muebles. Así cuando un juzgado, Hacienda o la Tesorería de la Seguridad Social dictan que ha sido un coche embargado, lo notifican al Registro de Bienes Muebles, con el fin de que el afectado o terceros que en algún momento quieran adquirir el coche de segunda mano, estén informados de la situación en la que se encuentra el vehículo respecto a la propiedad.

El informe CARFAX lo protege de los coches con deudas

 

Coche precintado, otro tipo de deuda financiera

En caso de que el coche de segunda mano tuviera un precinto, la Jefatura de Tráfico realizará el cambio de titular pero no le harán entrega del nuevo permiso de circulación al comprador, sino que le notificará que se trata de un coche precintado y deberá informar a la autoridad que ordenó el precinto de la identidad y domicilio del nuevo adquirente.

Mientras este precinto no sea cancelado, la Jefatura de Tráfico no expedirá el nuevo permiso o licencia de circulación. Para prevenir este tipo de problemas, es aconsejable que adquiera un informe CARFAX con el historial del vehículo, el cual le alertará sobre las posibles deudas financieras del coche (aquellas que hayan sido reportadas a CARFAX).

Las causas de un coche precintado pueden ser muy diversas, por ejemplo, que un coche de gasolina haya sido precintado por utilizar gasóleo agrícola o que el propietario tenga deudas con la Seguridad Social, entre otros.

IVTM – Comprobar el pago del Impuesto de Vehículos de Tracción Mecánica o impuesto de circulación

Cuando alguien decide comprar un coche de segunda mano suele mirar el estado del vehículo y hasta pedir un chequeo previo, pero casi nunca se le ocurre que puede tener pendiente de pagar los impuestos municipales (IVTM).

Por ley, la obligación de pagar este impuesto (IVTM) corre a cargo de quien sea propietario del vehículo el día 1 de enero del año en curso. Sin embargo, el no estar al corriente de pago puede impedir que se realice la transferencia de titular en Tráfico.

A partir del 2010 se instauró una nueva colaboración entre los Ayuntamientos y la Jefatura de Tráfico para evitar el gran abuso que hay por parte de los morosos. Ahora los Ayuntamientos notifican a Tráfico los impagos de IVTM que tiene un vehículo y Tráfico no realiza ninguna transferencia de titularidad si no se subsana ese problema.

Por lo tanto, para asegurarse de que el cambio de titularidad se puede realizar correctamente y no encontrarse con sorpresas desagradables, sería recomendable que antes de adquirir un coche de segunda mano, comprobara en el Ayuntamiento de la localidad donde está registrado el coche que efectivamente se ha pagado el Impuesto de circulación, o también puede pedirle al vendedor del coche que le muestre el justificante de pago del IVTM.

ITV (Inspección Técnica de Vehículos)

La documentación del coche es una mina de información y por eso muchos vendedores intentarán darle poca importancia, si se trata de un coche con deudas o un coche embargado.

Procure analizar con suficiente antelación la documentación, especialmente si ha pasado la ITV, así como el resultado de la última inspección. En este documento hay mucha información, como el número de kilómetros con los que pasó la última ITV (si la ha pasado a partir del 2014) y si tuvo algún defecto leve al pasarla.

El informe CARFAX lo protege de los coches con deudas

Como ya hemos mencionado, el informe CARFAX contiene información muy valiosa sobre el historial de un coche de segunda mano. CARFAX reúne información de vehículos de alrededor de 20 países de la Unión Europea, donde España por supuesto no es la excepción. CARFAX colabora con autoridades oficiales en España para proveer a los compradores de coches de segunda mano información puntual y actualizada.

LA DGT es una de las principales fuentes de información de CARFAX sobre coches en España. Gracias a la DGT, CARFAX puede informar al consumidor de coches de segunda mano sobre la posible existencia de embargos o deudas financieras de un coche. Si desea conocer a fondo las deudas financieras de un coche, puede también obtener a través de la DGT un informe a detalle.

El informe de la DGT le proporciona información complementaria al primer informe CARFAX que usted obtenga sobre un vehículo. Por ejemplo en la sección del informe del vehículo de la DGT sobre embargos y precintos, se indica que alguna autoridad ha reportado a la DGT que sobre el vehículo recaen deudas o embargos.

Por otro lado y como ya lo hemos aconsejado anteriormente, se debe revisar si el vehículo se encuentra al corriente de la ITV, en el informe de la DGT se puede comprobar incluso el resultado de la última inspección.

Por último y para reforzar el informe CARFAX, en el informe de la DGT usted puede corroborar si el IVTM del vehículo está al corriente, caso contrario no se puede realizar un cambio de titular del vehículo.

El informe CARFAX lo protege de adquirir un coche con deudas pendientes o un coche embargado y le da la posibilidad de comprobar un vehículo antes de su compra. Saque ventaja del informe CARFAX y haga una inversión inteligente al comprar un coche de segunda mano.